miércoles, 7 de julio de 2010

Yo estuve con un Bi

Esta quizás sea la entrada más larga que tenga este Blog y es un testimonio de una mujer que se enamoró de su mejor amigo, sólo que se lo negaba todo el tiempo, por esa gran máxima de:"No mezclar amistad con placer", además porque el destino, la gente y esa fea costumbre de etiquetar todo en la sociedad, le aseguraba que era un error, una perdedera de tiempo y quizás el final sólo iba a ser peor que el mismo comienzo.

Era una mujer como cualquier otra, con una vida normal, habitual. Sin embargo, no había tenido relaciones sentimentales lo suficientemente significativas, de hecho, todas sus anteriores experiencias habían sido pasajeras y traumáticas, motivo por el cual era lo suficientemente desconfiada e incrédula con todo lo que se refería al género masculino, y así apareció el personaje en cuestión, de la nada, como suele ser todo en la vida.

Nuestro testimonio afirma que apenas lo vio le pareció un hombre demasiado normal e incluso hasta feo, con el testimonio de esta mujer me puse a pensar que es más peligroso un feo que un apuesto, a la final el de belleza no muy agraciada siempre es inteligente, tierno, detallista, preocupado y SIEMPRE es buen polvo (cosa que pega bastante); entre tanto, el buenón del paseo generalmente no tiene temas de conversación, en el caso de tenerlos, no pasan del gimnasio, el carro de moda y la rumba, y sorpresa CASI SIEMPRE son terribles polvos (cosa que aleja bastante).

En todo caso, sucedió que con el paso del tiempo, a esta mujer este hombre ya no le parecía tan feo, y el personaje era tan especial que se convirtió casi que en su sombra, de una simple amistad pasaron a las quedadas juntos, a la ida a cine, idas a rumbas casi en pareja, navidades juntos, año nuevo juntos, y un sin número de compromisos más que fueron generando una dependencia el uno del otro, y que cuando menos se dieran cuenta descubrieran que estaban enamorados, todo era casi perfecto para la sociedad, excepto por un detalle el susodicho era bisexual.

Increíble pero cierto, porque esta sociedad es tan machista que si un hombre está con una mujer bisexual es perfecto y sensual, pero si una mujer está con un Bi es una enferma, sin embargo, esto no era problema para ella pues a la final, era el amor de su vida e igual siempre estuvo ligada a los LGBT, situación que la hizo asimilar las cosas de una forma más fácil. Derribaron obstáculos, enfrentaron etiquetas de la sociedad que los alejaba, pero la realidad fue haciéndose más fuerte, y la verdad salió a la luz...El personaje sentía una fuerte atracción hacía los hombres más que hacía las mujeres, así que se decidió por ellos y evidentemente ella no tenía nada masculino que lo atara.

Al contarme todo esto, se le escurren un par de lágrimas no por haber finalizado esta etapa de su vida, sino porque jamás pensó que le pesaría tanto una decisión, su familia jamás la perdono, sus amigas la juzgaron pero lo más traumático perdió a su único mejor amigo, sin opciones de recuperarlo, cuando le pregunto si no había posibilidad de llegar a un acuerdo consensuado, me responde:"Usted podría pelear con otro hombre por la persona que ama", me recorrió un frío por el cuerpo, es obvio cómo diablos se pelea con un hombre...Imposible.
Continua.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario