domingo, 25 de julio de 2010

Campaña para pensar con la de arriba

La echada de perros masculina puede variar dependiendo del personaje y del contexto, pero definitivamente hay frases, acciones corporales e incluso miradas que alejan a cualquier mujer de un hombre por más, sin importar si el susodicho está bueno o no, así que esta vez mis amados hombres este post es dedicado a ustedes, para que cambien la técnica y de paso nos dejen vivir un poco más tranquilas en la primera etapa de "echada de perros".

En primer lugar, por la preservación del género, no pregunten: "Por qué está sola una niña tan linda? entiendan que a veces nos gusta ese estado ideal dónde no tenemos a un personaje preguntando todo de nosotras, aunque eso no significa que no tengamos un "arrocito en bajo" que cumpla otra serie de responsabilidades, en especial, sexuales y física, difícilmente alguna les contestará: "No ha llegado el indicado, o es que estoy esperando un príncipe azul que me rescate" Muchachos en serio creen que alguna mujer les dirá: "Estaba esperándote a ti", por favor, créanme eso no va a llegar, así que no lo vuelvan a preguntar NUNCA.

Confieso que quienes me han abordado con esa pregunta, no han salido muy bien librados, y es que de sólo acordarme se me revuelve el estómago, pero confío plenamente en la inteligencia sublime de mis amados hombres y sé que tienen mejores cosas que decir.

Dárselas de Adonis o de la versión criolla de José Gaviria, no les resultara del todo bien, porque en primer lugar los hombres que asumen esta actitud están bien lejos de parecerse a estos ejemplos perfectos de "hembros" y además sólo inspiran lástima y entiéndase esta palabra como aquella en la que todas las mujeres nos unimos y decimos: "Ay no que perdedor qué pesar, alguien debería darle una manito o más bien una cachetada".

Si deciden acudir a sus ínfulas de intelectual, pero con el atenuante de creerlo a uno la más imbécil de todas, que no conoce siquiera algo de la historia de este país, no nos van a generar lástima sino rabia e indignación, y en mi caso particular cuando alguno en un bar intentó dárselas de Emmanuel Kant en versión colombiana y bien barata se llevo una sorpresa al darse cuenta que aunque estuviera bailando y tomando algunos tragos sabía de historia, filosofía y economía.

Finalmente mis amados hombres Blogueros, no hay nada como la originalidad, la conversación inteligente más no mamerta en medio de unos buenos tragos y en especial hay algo que les garantiza al menos una buena primera cita: Piensen un poco con la cabeza de arriba y no la de abajo, o por lo menos antes de salir con cualquier comentario de doble sentido, tanteen el terreno, pues no todas son Open Mind.

2 comentarios:

  1. he leido varias entradas de tu blog, y me gustan los temas, pero deberías intentar leer en voz alta para solucionar unos errores de puntuación(consejo de bloggera)

    ResponderEliminar
  2. jejejeje muy bueno, creo que esta campaña debería hacerse a nivel mundial :D

    ResponderEliminar