lunes, 19 de julio de 2010

No es cuestión de tamaño


La realidad es que muchos hombres viven traumatizados de pensar en si el tamaño de su pene es el ideal para generar satisfacción, o si por lo contrario es demasiado pequeño, motivo por el cual, las mujeres no vamos a sentir absolutamente nada, o incluso imaginan cómo nos burlaremos de su órgano genital, y en el peor de los casos recrean toda una vivencia de la forma en que fingiremos el orgasmo.

Reconozco que muchas mujeres han colaborado para que este temor se haga realidad, con comentarios denigrantes como: "Si lo tiene pequeño ni me tomo el trabajo de nada" "mejor con un vibrador" o "con esa cosita pretende que hagamos algo", y la realidad mis amados hombres, es que ese refrán de: "Ni mucho que queme el santo, ni poco que lo alumbre", aplica perfecto para este caso.

En realidad no se trata de uno muy grande o uno muy chiquito, el epicentro de esta discusión debería estar basado en lo qué se haga con lo qué se tenga, en particular, creo firmemente que no es cuestión de tamaño, ya que no sacamos absolutamente nada con un pene impresionantemente grande, con movimientos burdos y bruscos, porque en ese caso, en vez de ser un momento excitante y agradable, se vuelve en algo fastidioso y hasta doloroso.

Pero si el caso es del pene demasiado pequeño y con movimientos ausentes de coordinación, pues la situación se vuelve algo tediosa y patética, por ende, todo se trata de hallar un punto neutro y de otorgar valores agregados, si es que la naturaleza no los dotó en gran medida. Para ser más específicos, el hombre que sin duda tendrá éxito en el aspecto sexual, será aquel que sin importar su tamaño, se mueve y nos consiente (sexualmente) de tal forma, que puede hacernos llegar más de una vez y que nos deja siempre con más ganas de volver a estar con el.

Por ende, mis queridos hombres no se atormenten por el tamaño, ocúpense más bien de lo qué van a hacer con el órgano que tienen, cómo lograrán que nosotras pidamos más y en una sola noche, ya que si el caso es ausencia de creatividad, entonces si afánense, porque a las mujeres nos encanta la creatividad en la cama.

Amigo Blogguero que me lee, no se deje atormentar por el tamaño, que créame no es importante, así que deje de medírselo y pensar que si no le mide más de 15 cm, está en problemas, piense más bien en lo qué piensa hacer con lo que el universo le otorgó, además recuerde que las manos y dedos se hicieron también para colaborar en las artes sexuales. Y no olvide que para las mujeres es más relevante el pre-calentamiento, que la misma penetración, y esto ya está más que comprobado.

Amiga Blogguera, cuide un poco los comentarios sobre el tamaño del pene de los caballeros, porque lo único que está generando es una cadena de traumas que sólo nos perjudica, con razón el hombre ahora es menos creativo en la cama, por ende las damnificadas sólo somos nosotras, de seguir así fingiremos más de lo que gozaremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario