martes, 28 de diciembre de 2010

El plato selecto en casa

El sexo es una palabra que tiene connotaciones serias a donde quiera que vayamos, aunque debemos reconocer que muchas de éstas han sido otorgadas por nosotros mismos, sin siquiera detenernos a pensar en las implicaciones que esto acarreará, sin embargo, lo cierto es que los encuentros cuerpo a cuerpo son determinantes para la continuidad, el final o el estancamiento de una relación.

Sé que muchas mujeres pensarán que lo más importante es el amor, que el sexo no puede serlo todo, que de ser así estaríamos relegando al más hermoso sentimiento a un puro encuentro carnal entre dos seres humanos, en parte tienen razón, pero no se nos puede olvidar que antes de amar sentimos gusto físico, atracción y química.

Es decir, no todas las relaciones pueden quedarse en el abrazo, el piquito y la cogida de mano, también se necesita de pasión, magia y en especial, sentir que esa persona que nos toca, logra hacernos vibrar hasta el último rincón de nuestra piel, así que como verán no estoy hablando del sexo ocasional, o de lo que algunos conocen y definen como la simple 'tiradera', me estoy refiriendo a hacer el amor de verdad en todo el sentido de la palabra.

Digan lo que digan los expertos en relaciones ocasionales yo me quedo con esa hermosa sensación de hacer el amor, que te toquen con esa magia y perfecta expresión que solo el amor te puede brindar, además que cada vez que esa persona está encima tuyo o tú arriba de esa persona se logre sentir un orgasmo perfecto y eso no lo da la simple tiradera.

No sé si la pasión se acabe algún día, quizás si, o tal vez se transforme, lo que si puedo asegurar es que cuando un hombre no se identifica con su pareja en la cama, penetra por penetrar, toca por tocar y tiene erecciones por puro acto reflejo, pero no por ganas o gran deseo, entre tanto, una mujer si no siente una gran química y gusto desenfrenado hace todo tan mecánico y es ahí cuando viene el trauma del público masculino: Las populares fingidas de orgasmo.

Entonces no nos engañemos porque si no nos entendiéramos sexualmente con nuestra pareja todo sería aburrido, el sexo se convertiría en algo demasiado aburrido o mecánico, pero además podría asegurar que las cosas serían excesivamente pasajeras.

No se trata de ser carnales o no, estamos hablando de ser consecuentes con una realidad que salta a la vista y es que la pasión y el buen entendimiento en la cama con nuestra pareja, quizás garantice en parte que nuestra relación viva feliz con los platos que se le están dando en casa.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Mi eterno Blog recomendado

Recomendar un Blog generalmente no es tarea fácil, porque cuándo va pasando el tiempo uno se acostumbra a lo mismo de siempre, o quizás se vuelve más rígido para analizar contenidos; y cuándo se es periodista incursionando en el mundo digital todo se torna más oscuro.

Además no nos digamos mentiras, el trabajo de hacerle "publicidad" en el mejor sentido de la palabra a algún contenido en la Blogsfera es una tarea que debe ser analizada con cuidado.

Después de dos años de visitar Blogs, revisar contenidos y por supuesto de aprender de los grandes, porque en realidad considero que en el mundo digital y periodístico hasta ahora estoy empezando, todo lo que publico, enlazo y comparto con mis colegas, amigos y compañeros 2.0 es solo el reflejo de la gran escuela que significan para mi los excelentes personajes de este universo tecnológico.

Por esas razones en esta oportunidad, antes de mencionar mi Blog recomendado, debo afirmar con vehemencia que por supuesto uno aprende de los contenidos intelectuales, políticos, sociales y por supuesto de tecnología, pero existen momentos en la vida que uno sólo espera leer historias y vivencias de otros que como uno, han llorado, reído, se han enamorado o simplemente que en algún momento de la historia han visto la vida como uno la ve.

Teniendo en cuenta, el anterior párrafo debo decir que el Blog que muchas veces me animo a no rendirme por los obstáculos que se me presentaban, áquel que me motivo a escribir cada día sin descanso y ese que expresaba por mi lo que yo no podía decir, gracias a mi poca elocuencia momentánea...fue el grande NO ES CUESTIÓN DE HÓRMONAS...DE CÓMO VEO LA VIDA Y OTRAS SIMPLICIDADES. Por supuesto que me refiero a la mirada de una mujer que de simple no tiene nada, que su universo interior es tan rico que con sus letras contagia hasta al más insensible.

Los que hemos tenido la oportunidad de conocer a la autora de este Blog, sabemos de sobra que la combinación entre belleza, inteligencia y humanismo, se hace realidad en ella, porque entre su locura y ese acento costeño expresa todo lo que uno espera encontrar detrás de ese lenguaje mágico que plasma en cada post.

Lo recomiendo hoy y lo seguiré haciendo porque no solo de intelectualidad vive el hombre, recordemos que lo que nos define realmente son nuestras emociones. Además a este Blog algo hormonal le agradezco haber inspirado varias historias que ustedes han leído en este Blog de La Noche de las Letras.

domingo, 31 de octubre de 2010

Águila sin control

La libertad no es cuestión de promulgar ante todos los que nos conocen y rodean que nadie nos puede doblegar, o que no dependemos de ninguna persona, eso es cuestión de actitud, estamos hablando de un estilo de vida que nos acompaña a dónde vayamos, es por esa razón que me enervan las mujeres que creen que si hablan de libertad, serán las chicas malas, y me enceguezco de ira cuándo encuentro un hombre que considera que todas las mujeres debemos casi que vivir a su sombra.

Recuerdo que mi madre, en toda su sabiduría, me enseñó desde que empecé a tener varias citas y salidas, que por nada del mundo, dependiera de un hombre en ningún aspecto de la vida, pero además de eso que tuviera demasiado claro que para mujeres como yo "amarrarse" no era tan sencillo, y que si permitía tan sólo una vez que alguno me impusiera sus reglas, estaba totalmente perdida.

Detalles tan simple, cómo el hecho de que te revisen el celular, te pidan que llegues a determinada hora, controlen tu forma de vestir, de maquillar o que simplemente te digan a quien debes ver y lo que es peor que no puedas salir con tus amigos porque tu pareja considera que debes SIEMPRE compartir con el y su entorno, pues debo decir que estás en una relación que en poco tiempo te convertirá en una dulce abnegada a su santa voluntad, pero a la final, si eso es lo que una mujer quiere vivir para sentirse realizada espero que al menos lo sepa hacer muy bien, porque créame para estos personajes usted es la de quedarse en la casa pero la de disfrutar seguramente será una mujer que ponga sus límites y que le deje bien claro que compartir una vida es una cosa, depender es otra.

Por mi parte, no permito que me revisen el celular, menos que me digan a quien debo ver y a quien no, y jamás tolero que me impongan encuentros, pensamientos o actitudes sólo por el hecho de tener una pareja y porque la sociedad considera que estar soltera está impresionantemente fuera de lugar.

Para concluir, afirmo con vehemencia que no vendo mi independencia por el simple hecho de tener pareja, no cedo mis espacios para que alguien pueda estar conmigo y no dejo de compartir con mi medio profesional, mi familia y amigos por tener con quien arruncharme los fines de semana.

Entonces, como dice mi padre o te llega alguien que entienda que eres como un águila que vuela sin ningún tipo de control, o entonces será mejor que ellos entiendan que no tienes dentro de ti la capacidad de ser sumisa y menos dependiente.

jueves, 14 de octubre de 2010

Esa soy ¿y qué?

A la pregunta "¿y tú cómo te defines?" siempre quedo en blanco, un shock total se apodera de mi mente, y es que no entiendo cómo diablos voy a poder definirme si es que soy una mezcla de una cantidad de cosas y para ser honestos, la mayoría no son del todo positivas.

Mis padres hicieron un excelente trabajo si de formar histéricas, desquiciadas, compulsivas y tercas se trata, pues esa combinación generó lo que soy hoy en día, para explicarlo mejor lo definiré de la siguiente forma: Enemiga de la mentira, odio desmedido hacía la hipocresía, amante del fútbol de una forma totalmente anormal, histérica compulsiva, imprudentemente sincera, nerda hasta el cansancio, expresiva, impulsiva, amante de la cerveza (exclusivamente), detesto sin ningún tipo de contemplación a las niñas que creen que para amar hay que ser rosas y ridículas, y como si esto fuera poco amo sin control aunque pocos lo noten.

Si de relaciones se trata, creo que hasta ahora estoy tranquila, pero en términos generales tenía una extraña afinidad para curar o re habilitar locos mentales, además a veces llegué a odiar el sujeto con el que andaba, pero en algunas ocasiones me odié a mi misma por pemitirle la entrada a estos personajes, y como si esto fuera poco jamás acepté lo que sentía delante de nadie, bueno casi nunca.

Cómo ven tengo una mezcla rara y extraña de lo que se supone uno debe ser, lo único que tengo claro es que en mi diccionario de vida no está la derrota, o mirar hacía el pasado extrañando lo que jamás volverá, que quien desee compartir mi vida deberá no pretender cambiarme o al menos tendrá que entender que loca o no, esa soy yo, y que a la final como lo leí en un estado de la gran Twittera @state_Of_mind "Si no me quieres en mis peores momentos, no creo que merezcas los mejores".

En todo caso, puedo decir que aún presa de mis locuras, estoy en un momento de mi vida de tranquilidad absoluta, en la que veo cómo las experiencias nutren cada rincón de tu ser, pero que después de perdones, gritos, odios, ausencias y compañías entendí que así soy, y pretendo evolucionar pero no para los demás, sino para mi.

Ah, se me olvidaba tengo demasiado claro que amando o no, jamás dejo que trapeen el piso conmigo, o si quiera intenten manipularme e irrespetarme, es cuestión de amor propio y de entender que si no estoy con lo que exactamente quiero, pues prefiero no estar. ¡Final de la historia!

viernes, 24 de septiembre de 2010

¡Mamertos no más!

Siempre he sido una mujer demasiado expresiva, hablo con los ojos, si sonrío lo hago porque me nace, porque gozo haciéndolo, además desde muy pequeña me enseñaron que el sonido de una hermosa risa puede ser el mejor remedio para cualquier mal, no escondo mis sentimientos, si alguien me importa lo digo, si me lastiman igual lo expreso y sé diferenciar bastante bien entre orgullo y dignidad.

Entiendo perfectamente que los hombres y las mujeres actuamos, sentimos y pensamos distinto, pero no por eso considero que un género es mejor que el otro, por lo contrario, creo firmemente que somos un complemento, que todo es una balanza y que la vida tiene colores grises también, no sólo existe el blanco y el negro, que muchas veces los hombres pueden amar de una forma más loca y obsesiva que las mujeres, sólo que ellos saben perfectamente que la procesión va por dentro, no se trata de ser malos o buenos, simplemente la sociedad les enseñó que las mujeres por naturaleza, somos más expresivas y ellos más precavidos, no siempre aplica a todos los casos.

Sin embargo, he visto a más de un amigo mío caer en las 'tusas' más absurdas por una depresión amorosa, tan o más patéticos que las mismas mujeres, por ende, no se trata de género, sino de sentimiento. Considero que puedo llegar a entender y hasta aceptar ciertos comportamientos masculinos, que a veces resultan incomprensibles, hasta esas veces que no les puede salir un "te amo", o cuándo simplemente no les nace compartir ciertos planes con uno.

Pero definitivamente hay algo que aborrezco en ciertos personajes y es esa maña asquerosa y repugnante de pensarlo todo, meditarlo todo, casi como si se trataran de simples estrategas militares que deben medir cada paso, palabra y acción, pero lo más triste y patético es que tanto miden las cosas que terminan no haciendo nada positivo, y que a parte de todo, son de lo más inestable.


Yo supongo que no debe ser tan difícil saber lo que se quiere en la vida y reconocer que en este mundo "el que piensa pierde", me pregunto entonces, ¿por qué no se dedican a hacer más, sentir más y pensar menos? ¿no sería más fácil si dejaran de ser tan racionales?, o ¿no les cansaría si una vieja todo el tiempo les dijera 'esto no está bien', 'mejor salimos luego', 'pensemos las cosas', 'tengo sueño', o 'lo que estamos haciendo es muy loco'? Por Dios cualquiera se mama, por qué no se dedican a vivir y ya.

Soy una convencida que la vida hay que vivirla sin miedos, sintiendo de verdad, sin temor al error, a la final, es peor arrepentirse de lo que ni si quiera se intentó, yo me he equivocado miles de veces en el amor, en las relaciones, en mi vida, pero eso si, siempre me ha quedado la tranquilidad de haber hecho lo que me nació, el resto sinceramente me tiene sin cuidado.

Queridos y amados hombres que me están leyendo, si se sintieron identificados con esto, debo decirles que si asumen esa posición para posar de interesantes, les aseguro que no lo son para nada, por lo contrario se convierten en mamertos, y si lo hacen para conquistar, pues creánme que esa posecita mama, pues en mi caso particular, prefiero al hombre que sabe lo que quiere, que lo hace a uno cometer locuras y que no actúa como un viejo a punto de entrar al lecho de muerte.

¿Por qué nos buscamos un amante las mujeres?

Contrario a lo que piensan muchos hombres, no nos buscamos un amante porque nos falte algo, o porque consideremos que nuestra pareja oficial nos dejo de gustar físicamente y queramos buscar nuevos especímenes que nos garanticen mayor excitación y esa sensación indescriptible que producen las relaciones alternas.

La realidad es que buscamos un amante porque nos cansamos de comer lentejas todos los días, porque queremos de cuándo en vez una boca diferente, un cuerpo distinto, un olor extraordinario o quizás sólo buscamos un amigo especial, no hay más explicaciones, simplemente es un rato, un momento, es como una dosis de adrenalina necesaria para seguir con la rutina.

Las razones son aún más simples si se tiene en cuenta que somos humanas, sentimos, nos dan ganas de probar otro cuerpo y como si esto fuera poco, la pareja estable a veces colabora cuándo le da por joder en exceso, celar demasiado o cuándo nunca puede proponer planes nuevos.

Sin embargo, a veces el amante se convierte en ese objeto lindo y rico de llevar, no pregunta, no jode, le admira a uno hasta el más íntimo detalle y como si fuera poco, cada segundo que pasa al lado de uno. sólo piensa en cómo aprovechar ese instante, porque no sabe si lo volverá a repetir.

Sin embargo, queridas amigas blogueras y lectoras no olviden ese viejo dicho de que "toda escoba nueva siempre barre bien". Lo preocupante puede empezar cuando uno se da cuenta que después del sexo ya no hay nada mas, y aunque no me lo crean a veces tirar por tirar aburre, bueno no siempre.

Ahora mis queridos hombres no se engañen, no buscamos un amante que sea de cuerpo perfecto y cara extraordinaria, pretendemos encontrar simplemente el man que nos mueva el piso, o aquel que al menos tenga ojos atrayentes, piel hermosa o que si quiera hable cosas que tengan relevancia, además muchas veces nos gustan los feos, esos que nadie mira, pero que si hablan nos llevan a una dimensión desconocida.

El asunto mis amados hombres es que diferenciamos una relación ocasional de la verdadera, no mezclamos los espacios, no lo presentamos a las amigas y mucho menos andamos de la mano en la calle con ellos, simplemente sabemos que una relación así hace parte de la intimidad y generalmente la del motel, no la de la cama que compartimos con la pareja oficial.

Lo más importante, jamás olvidamos que un amante es ocasional, de momento y extraordinario, la pareja aunque cotidiana, con sus defectos, olores y hasta malas costumbres es quien está a nuestro lado, y quien quizás también tenga una amante, con la que seguramente goza un poco más, pero que a la final sabe, o eso se supone, que es algo de una noche.

Amigas Blogueras y lectoras, si ustedes viven esta situación pero sienten que el gustico ya se está convirtiendo en otra cosa, ponga sus sentimientos en una balanza y si éstos son más fuertes por su amante, que por su pareja oficial, piénselo bien, pues una cosa, es tenerlo de amante, otra de novio.

Y no sea mojigata ojos que no ven corazón que no siente, viva y ya...Recuerde lo que decía Alejandra Azcarate en una de sus obras...¿Quien les dijo que para tener un amante tenemos que estar mal con la pareja?

De todos modos, admiro mucho a las mujeres que consideran que la primera muestra de amar de verdad es la fidelidad total, pues supongo que han acallado sus hormonas de una forma casi milagrosa y mis queridos hombres recuerden hagan lo que hagan, háganlo bien porque de ser pillados lo que les espere es una buena terminada y una puteada de padre y señor mío, a menos que hayan dado con una mujer que perdone cachos, o sea con el perdón de todas una total tarada.

viernes, 17 de septiembre de 2010

@BloggerSecret


Ir recorriendo los Tweets de mi #bloggersecret me permitió descubrir que @fejorca tiene en sus manos la posibilidad de alegrar a quien tiene la posibilidad de leerlo, y porque gracias a Dios no es de los típicos gurús de la tecnología tan comunes en la red, sino es un total bacán......

Por ahí dicen que el sabor costeño, el olor de la playa y el rastro de sol en la piel, se percibe a kilómetros de distancia, no importa si se está en la capital, en la provincia o dónde sea porque aquellos que no contamos con la suerte de llevar ese buen ritmo, diversión y el consabido 'aja', entendemos que la vida es todo un carnaval y que siempre están las hermosas playas, amaneceres y atardeceres para recordarnos que un amigo, colega o familiar costeño vino para alegrarnos la vida y enseñarnos cómo se debe vivir.

Cuándo a este alegre sabor y "bacanería" se le suma un talento innato, inmenso y motivador para la ingeniería, edición, diseño y bloggero de corazón, alma y razón, seguirlo en Twitter, Blog y todas las demás redes sociales posibles, se hace más que un placer, un privilegio, en pocas palabras, con leer cada entrada en su blog se aprende, se vive, se goza y se conoce el mundo amplia de la tecnología, el diseño y la ingeniería.

Para ser totalmente honestos, cuando se me ocurrió jugar #BloggerSecret no sabía en la que me metía, porque al decir verdad a mi #BloggerSecret no lo conocía, mi Time Line estaba ausente de su presencia; al empezar a recorrerlo en su blog y tweets entendí que este juego trajo algo demasiado positivo a mi Twitter: La posibilidad de aprender de alguien que sin duda ha llegado muy lejos en su entorno laboral e intelectual, pero que jamás se le ha olvidado que en las redes todos aprendemos de todos.

Esperaba con ansías que llegara este día para decirle a @fejorca que me siento PUTAMENTE feliz que me haya salido como #BloggerSecret, que leí cada uno de sus posts y que en especial el de Privacidad ¿por favor? , me pareció de lo mejor que he visto: Efectivo, sencillo, claro, práctico y lo más importante totalmente pertinente para el mundo en el que vivimos.


Me alegra ser parte del gran talento que se percibe, se siente y se vive en @fejorca; gracias al destino, la suerte y a Twitter por permitirme explorar a este personaje.


domingo, 5 de septiembre de 2010

Mucho de Betty, poco de feas...!Que peligro!

Muchas veces las mujeres creemos que cuando la persona en la que uno ha puesto sus ojos se fija en otra mujer, ésta debe ser una re mamasita, madura y que lejos se lo lleve a uno por dónde se le mire, sin embargo, la realidad es distinta, pues en algunos casos existen mujeres que sin ser las más lindas del universo, sin pintas extraordinarias, sin maquillaje y quizás hasta sin hablar, logran cautivar.

Asimilar esta realidad no es nada fácil, pues para ser 100% honesta hay que decir que con este tipo de mujeres no hay nada concreto qué se pueda hacer, excepto reconocer que al parecer una mujer inteligente y cero vanidosa ganó la partida, y pues la verdad, en un concepto muy particular no me gusta emprender luchas por un hombre como si se tratara de un objeto que hay que poseer, además la inteligencia también se demuestra cuándo uno se retira de un partido en el que obvio se va a perder, en el momento indicado.

Puede que a usted le llame mucho la atención el tipo en cuestión, pero si al susodicho le interesan ese tipo de mujeres, su primer trabajo deberá ser analizarse a usted misma en toda la extensión de la palabra, para que así pueda determinar si hay opciones concretas de salir bien librada en toda su etapa de conquista.

Después del análisis si usted descubre que quizás su estilo no se acomoda mucho a las exigencias y preferencias del personaje, pues lo mejor, insisto, es retirarse a tiempo, con esto evita futuros sufrimientos, pero lo más importante logra "no dar boleta". Sé que muchas de mis amigas blogueras pensarán que esto es como rendirse antes de tiempo o ser conformista, pero créame ni el cambia sus preferencias, ni usted cambia su esencia por más que quiera.

Otro punto importante a tener en cuenta, es que competir con el estilo de mujer que le gusta a su "traga" es imposible, primero pierde usted, se amarga y como si fuera poco podría verse usted como "la loca del paseo", además eso es cómo si a usted la obligaran a rechazar un delicioso Chocorramo, y preferir entonces, un esponjoso Ponque.

Como conclusión, querida amiga bloguera debo decirle que estas mujeres suelen ser bastante peligrosas, pues no hay forma para competirle, y siempre ganarán en cualquier contexto, ahora que si usted tiene la mezcla perfecta, es decir, tiene belleza, vanidad, grandes dosis de inteligencia y una buena charla en cualquier escenario, quédese tranquila y ahí si luche con todas las armas posibles, porque en ámbitos generales los hombres buscan una vieja buena o al menos bonita, inteligente, que hable de cualquier tema, divertida y lo más importante que NO JODA.

Para los que se pregunten en cuál estilo me encuentro yo, eso si lo dejo para quienes me conocen en la vida 1.0, y que cada uno saque su propia conclusión. #hedicho

sábado, 4 de septiembre de 2010

¿Soy amiga de mi ex?


En una reunión con unas amigas hace pocos días, hablamos de si era verdad qué se podía ser amiga del ex novio, léase bien, digo ex novio, ex pareja oficial, esa persona con la que uno comparte la misma cama, le conoce sus mañas, defectos y cualidades, no el del momento, con el que sólo se "tira".

Pues bien, mis amigas y yo no llegamos a ninguna conclusión real, hecho que motivó este post, pues al decir verdad, en mi caso particular han sido bastantes pocos los ex novios con los que aún me hablo, y que puedo considerar mis amigos SIN DERECHOS.

Lo primero que debemos mencionar, es que en algunas ocasiones las mujeres no olvidamos del todo a nuestra ex pareja, en especial, si llegamos a amarla de verdad, por ende, a veces el ser amigos se convierte en una utopía, sin embargo, aunque no en todos los casos, pero si se logra ver a la persona que se amó como el mejor amigo.

Este sentimiento no aplica si usted estuvo con el típico patán y desgraciado que le marcó la vida de la forma más infame, es decir, si usted estuvo con el personaje que Andrés López describe perfectamente en la Pelota de Letras, como "fantasma, trauma y pesadilla". En ese caso, sólo hay una relación posible: Desconocidos, si te vi no me acuerdo.

Pero del hombre que se amó se logra ser su amiga por una sencilla razón: Le deseamos al hombre que nos dio parte de su vida, el mayor bienestar, a la final en la vida a veces uno conoce personas que llega a amar, que lo aman a uno, pero que simplemente no estaban para seguir juntas, cruel, real y hasta patético pero esa es la ley de la vida, que poco entendemos.

Aún así, se deben establecer límites y diferencias, en esta nueva relación de amigos, en primer lugar, entender que no es fácil ver a su ex pareja como un amigo más, y quizás asimilar que en algunos casos "dónde hubo fuego cenizas quedan", por ende siempre se sentirá algo mucho más especial que por un simple amigo, en segundo lugar debemos ser conscientes que fue una persona muy importante en nuestra vida y lo será por mucho tiempo, sin que eso signifiqué desplazar a quienes ahora hagan parte de nuestro nuevo entorno social.

Ahora si nos ubicamos en el entorno de la amistad debemos ser consecuentes con el término, y entender que si el llega con la nueva novia, debemos entenderlo, aceptarlo y comprender que si todavía nos duele, no es el tiempo de empezar entonces una relación amigable con el ex.

Amiga Bloguera si usted terminó con su ex novio de la peor forma posible, si todavía lo recuerda con la dosis de odio necesaria y siente que todavía le debe algunas cuentillas y necesita hacer catarsis, NI DE RIESGOS crea que la mejor forma de olvidarlo es ser su amiga, porque esta experiencia sólo va a acrecentar su resentimiento y de paso, su ex sabrá que usted no lo ha superado.

Y si en último caso, usted considera que si es su amiga podrá recuperarlo, créame que no hay peor decisión que esa, porque generalmente un hombre cuando dice adiós de corazón lo hace para siempre, sin opciones de retorno, así que la única damnificada será usted, pues no creo que esté dispuesta a verlo besarse, ir de la mano e incluso escucharle lo feliz que está con su nueva novia.

Concluyendo, ser amigos si es posible, siempre y cuando valga la pena conservarlo en su vida, y lo más importante si usted ya lo superó, ya no lo recuerda con ese amor doloroso o si ya no tiene esa sensación de extrañarlo cada segundo de su vida, sino pasé la hoja y vuelva a empezar pero bien lejos del susodicho.

viernes, 27 de agosto de 2010

Por el respeto del género


El dicho de que "el hombre propone y la mujer dispone", aunque suene machista y hasta de mal gusto, es real, y aplica para todos los estratos, contextos y escenarios. Es simple, en una relación siempre se tratan de fusionar dos mundos, con sus mañas, defectos, cualidades y vicios, sin embargo, en esta fusión el hombre mide el carácter de la mujer, ya que es éste, él que le permite saber hasta dónde podrá llegar en la nueva relación que emprenda.

Es decir, si la mujer es débil, fácil de manipular y representa el estilo perfecto para ser "cachoneada", el hombre sabrá que por más mentiras, engaños y cachos, siempre estará ahí; a la final, aunque suene increíble, algunos hombres buscan la mujer sumisa y no la de "armas tomar".

Pero si ellos descubren que la nueva adquisición es de carácter, impredecible y hasta capaz de dejarlos al menor intento de infidelidad, la piensan bien antes de "cagarla", no quiere decir que no sean infieles, pero al menos no son evidentes, y a la final "ojos que no ven corazón que no siente".

Sin embargo, aún en plena liberación femenina abundan más las sumisas, que las de armas tomar, aquellas que aceptan lo que sea, con tal de no estar solas, pero por favor no olviden que una cosa es amar, necesitar y extrañar, y otra muy distinta, es ponerse de tapete para que pasen por encima de uno, o permitirles el harem completo todo por no perderlos. Aunque muchas pensarán que ¿cuál es el problema?, si a la final la oficial es la que importa, a lo cual les respondo que entonces, espero tengan una buena lima o lijadora para que limen todos los cachos que les pondrán, además no olviden esta mágica ley: "quien es no deja de ser".

Pero definitivamente, mayor indignación me generan las mujeres que aseguran tener un carácter infinitamente fuerte y tratan mal a cuánto hombre se les cruza por el camino, pero que al conocer a cualquier petardo, presas de la soledad, empiezan a salir con personajes que sólo reúnen dos características por excelencia: Celosos y Agresivos.

Estas mujeres permiten gritos, shows, escenas de celos deplorables, jalones y golpes, todo por una sola razón: "Lo amo y el jamás me volvería a tocar"....Queridas amigas blogueras, si usted está en este amplío grupo, permítame decirle lo siguiente: Del grito al golpe, del moretón al sangrado sólo hay un paso, y si usted cree que eso es amor, el loco no es el, es usted, así que evalúese primero a sí misma.

No se trata de ser mala clase, histéricas y de no querer a nadie, estamos hablando de aprender a amar de verdad, sin sumisión, pero sin orgullo desmedido, sin gritos pero con la fuerza de la comunicación, del diálogo, cuándo algo no nos guste y sobre todo de hacer respetar el género, para ver si algún día los hombres dejan de creer que somos las perfectas idiotas de un paseo en él que por más que intentemos seguimos siendo "las perfectas Marías del Barrio...Huevo....digo sumisas y amas de casa sin descanso.

miércoles, 25 de agosto de 2010

¿Mi amor vamos a donde mi mamita? #Bigfail


El primer indicio de que una relación está avanzando es cuando el "novio" nos llama un sábado en la tarde, o lo que es peor, un domingo antes del medio día para avisarnos que estemos listas porque pasará por nosotras en unas horas, el objetivo del encuentro es: Conocer a la familia, entiéndase padre, madre, tíos, abuelos, primos etc.

La verdad es que a través de ese teléfono uno siente como el tiempo se hace más lento, y además si uno está con un tipo algo consentido, meticuloso y hasta cuadriculado, puede imaginar que su madre es la típica sobre protectora, fastidiosa y estresante que en sólo cinco minutos de conversación logra que uno quiera tele transportarse para volar de ese lugar en cuestión de segundos.

Lo peor de esta situación es que si usted amiga bloguera dice que no quiere ir a ese encuentro, la batalla campal que se le avecina con su pareja es de tamaño mundial, así que si no desea ser la gestora de una gran tormenta, lo mejor es que acceda, eso si prográmese y aprenda a mentir, para que en menos de dos horas usted ya esté fuera del hogar de su novio.

La verdad es que para mujeres como yo, parcas por naturaleza y secas por convicción, esta "amena reunión familiar" suele asemejarse al camino directo a la horca, porque odio los formalismos, la presentadera entre unos y otros, pero en especial detesto sentirme observada, además que amiga bloguera créame la mayoría de suegras al primer momento nos ven como la imagen perfecta de aquella que quiere sonsacarle a su más preciado tesoro.

El fatídico encuentro podría resumirse de la siguiente forma: Presentaciones básicas, que incluyen un cuestionario bastante amplío sobre las actividades diarias de uno, dónde vive, cuánto lleva uno con el susodicho, si toma mucho o no, o si por el contrario fuma y en el peor de los casos hay unas madres que se atreven a preguntar si uno consume drogas o no.

En el caso de los padres, es más complicado pues si la familia del susodicho es algo adinerada, preguntará si uno es de los Pombo, Santos o Ardila, y cuáles son los beneficios económicos con los que uno cuenta, en el caso de los hermanos hay que diferenciar entre las mujeres y los hombres, porque en el caso de las primeras, nos verán como el defecto más grande en la vida del adorado hermano, y en el caso de los segundos se reirán entre ellos por las "guachadas" que le han conocido al susodicho.

Y para ser honestos, si usted no sabe cocinar, o no es la más hábil para los oficios hogareños, créame se lo digo por experiencia propia, va a entrar en pérdidas porque al parecer las madres en las novias de sus hijos van buscando la futura esposa y madre de sus nietos, por ende si no es muy experta en las artes culinarias, dejará morir de hambre a su pobre hijito.

Existe un caso algo más patético y es cuando la familia adora a la ex novia, con la que el duró cinco o seis años, y es que en esa situación usted siempre será la primípara, la novata y en especial aquella que no se comporta igual de bien a la adorada ex, sin embargo cabe mencionar que algo malo debió tener la maravillosa ex novia para que su hijo ahora no esté con ella.

En todo caso, como este es un encuentro inevitable si usted quiere que su relación de un paso más adelante, entonces mi único consejo es que sea usted misma, porque aunque suene cliché, es preferible que la familia del susodicho la conozca de una vez y no que después se lleve sorpresas, además porque usted debe tener presente que se cuadró con el, no con su familia, y si dado el caso usted termina no siendo del agrado de sus futuros suegros, dése por bien servida pues al menos no tendrá que soportar las típicas reuniones familiares en las que sólo se habla de lo podrido qué está el país y de las bellezas del hijito.

sábado, 21 de agosto de 2010

Cuando el ex empeora...


Una cosa es ser resentida y ardida con el ex novio respectivo, pues debemos reconocer que cuando nos hieren el ego e incluso el corazón, la reacción inmediata es buscar los defectos reales e irreales de esa persona que algún día fue nuestra razón de ser, pero otra es ser realistas y reconocer con la maldad del caso que el tipo en cuestión, va directo al abismo del mal gusto y la mala presencia.

Sin embargo, es innegable que muchas veces (casi siempre) el amor es bruto, ciego y sordo mudo, como diría Shakira, porque uno siempre los ve irrealmente hermosos, es decir, si es gordito, pensamos: "Mejor que tenga de dónde agarrar", si es demasiado flaco: "No es que sea huesudo es que eso es pura fibra", si es bajito: "Mejor, con eso no tengo que usar tacones", y si es muy alto: "Eso es sinónimo de clase e imponencia".

Y en aspectos sexuales solemos ser más descaradas, pues si lo tiene chiquito aseguramos con vehemencia que eso no importa, que a la hora de la verdad son más relevantes sus movimientos en la cama, que el tamaño de su órgano genital (aunque al decir verdad yo soy de esas mujeres que sigue esa filosofía), y si dado el caso, el tipo no quiere acostarse con nosotras con la regularidad que deseamos, lo disculpamos tan patéticamente que algunas veces osamos recurrir al "amante de turno" o a el "amigo en el baño", como diría Kany García .

Lo triste de todo el cuento, es que toda esta irrealidad dura mientras persista la relación, pero cuando termina y si en especial, finaliza con los respectivos "trapitos al sol", empezamos a ver cómo las venditas se van cayendo, y le vemos lo gordo, lo flaco, lo mal polvo, lo enano o lo vara, por ende, la conclusión es simple las mujeres somos cero objetivas cuando de amor se trata.

Sin embargo, duele e hiere el ego bastante saber que nos equivocamos tanto al escoger al susodicho, y de acordarnos que llegamos a llorar por el tipo este, o que en alguna época deseamos morirnos porque este personaje nos presentó a la nueva adquisición a los días de haber terminado con uno, nos da rabia e indignación pensar que el esperpento que vemos ahora era el origen de nuestra depresión.

La conclusión es que el amor no tiene nada de objetividad y en mi caso particular, dos años después al re encontrarme con mi ex descubrí que en realidad era impresionantemente bajito, gordito, y con errores estéticos garrafales que me negué a ver, porque no hay nada más cierto que "la moda no es para todo el mundo".

Amiga Bloguera, en lo posible intente ver en la etapa de conquista la realidad del hombre con el que está saliendo, y si dado el caso, cuando termina la relación con el personaje, usted se da cuenta que el tipo desmejora a pasos agigantados tiene dos opciones: Ser buena gente y útil para la sociedad que tiene que ver los desatinos del susodicho y aconsejarle que al menos intente vestirse bien, o recordar cada vez que se lo encuentre lo afortunada que es por no estar al lado del desmejorado ex.

Lo más importante queridas mujeres es que no debemos sentirnos mal por haber elegido mal, a la final todos tenemos derecho a equivocarnos, aunque a veces nos pasamos de la raya con las equivocaciones, y en todo caso, lo importante es que mientras nosotras seguimos mejorando porque tuvimos que volver al ruedo, ellos en cambio, consideran que son la versión mejorada de Tom Welling, pero después de la más terrible peste.

jueves, 19 de agosto de 2010

Decisiones dolorosas, difíciles, pero necesarias


Mienten cuándo dicen que hacer lo correcto es lo más fácil que hay, en especial si se trata de decisiones sentimentales, porque uno siempre sabe qué debe hacer y hasta cómo lo debe hacer, lo paradójico es que no se tiene la capacidad ni los deseos de hacerlo.

Y los casos que ilustran mi párrafo anterior pueden ser muchos, pero empezaré por nombrar solo algunos, con el fin de mostrar que aunque duela, empute o incluso fastidie es mejor hacer lo correcto al menos para uno, no para los demás, a la final cada quien se rinde sus cuentas a sí mismo.

El primero de los casos, es cuando uno tiene una relación dañina, perjudicial, errónea y deficiente por dónde se le mire, en ese tipo de situaciones pareciera que entre más perjudicial, más nos atrae, es como si a las mujeres en un aspecto generalizado, nos hubiéramos apegado a las lagrimas y a las historias tipo Otelo y Desdémona, porque nos cuesta infinitamente decir adiós cuando el final está más que cantado.

En estos momentos hay que pensar con la cabeza, porque el corazón es terco a morir y se niega a la realidad que ve todo el mundo, menos uno, y ahí si como dice el viejo dicho: "Mejor colorado una vez y no rojo toda la vida" o bueno la idea era esa, como diría uno de mis héroes favoritos el Chapulín Colorado; claro que se llorará y querrá uno morirse de a poquitos, pero mis queridas amigas blogueras tengamos presente que la costumbre y la adicción al dolor no pueden ser más fuertes, que el mismo sentido de conservación.

Otro de los casos que son bastante dolorosos es cuando andamos con un personaje que sabemos no es para uno, que todo nos indica que vamos para el abismo y sin ningún tipo de escala, que a parte está comprometido o su proceder es de muy dudosa reputación, pero aún así seguimos ahí, porque muy en el fondo siempre las mujeres nos las damos de psiquiatras, o de Robin's Hood que queremos resocializar locos a como de lugar.

En esta situación recordemos que si algo empieza mal, siempre inevitablemente termina mal, es decir, no se trata de imaginar relaciones perfectas, pero siempre hay unos límites que si los cruzamos, después no hay queja que valga. Aunque también es cierto que cada ser humano sabe cuál es su fondo, y qué tan bajo quiere caer, o qué tan alto quiere subir.

Y el peor de los casos, sin duda es cuando uno se siente impotente, porque han decidido por uno, o porque "uno resulta ser demasiado bueno para ellos" o "excesivamente buena amiga como para mezclar los sentimientos", en esas situaciones literalmente NO HAY NADA QUE HACER, porque llevarle la corriente a un río sólo trae inundaciones, así que impotentes, frustradas y todo es mejor aceptar lo que no se puede cambiar.

La conclusión es que efectivamente las mejores decisiones son las que más duelen, pues hay que asumir el dolor con la entereza del caso, pero no por costumbre o temor, olvidar lo que debemos hacer, a la final es mejor llorar un poco que resignarse a vivir de una forma en la que ni siquiera podemos respirar en paz.

martes, 17 de agosto de 2010

La imaginación crea orgasmos


Como buen país del sagrado corazón que somos, se ve anormal, raro y hasta enfermo que la mujer le reconozca a un hombre que se siente demasiado atraída sexualmente por el, es decir, se juzga muy mal cuando uno le dice al tipo que en verdad le tiene muchas ganas y que pasa buen parte de su tiempo pensando en cómo sería una noche con el.

Entre las mujeres hablamos de este tipo de situación más seguido de lo que se puede imaginar, y es que algunas veces uno conoce a personajes que a parte de reunir características personales que nos atraen, también tienen una especie de energía sexual atrayente, la cual a veces llega a enfermarnos de tal forma, que con solo verlo caminar, hablar o incluso gritar nos hace llegar a un orgasmo sin siquiera tocarnos.

En este país de mojigatos, este tipo de excitación es sólo bien vista en los hombres, pero en nosotras no, pero la realidad es que los personajes que han recibido halagos sexuales por parte de sinceras, honestas y valiosas mujeres, aseguran sentirse deseados, y esa es una sensación que a veces genera mayor satisfacción que saber si los aman o no.

Y es entendible esta posición, ya que imagino lo bien que deben sentirse al saber que una mujer les está diciendo que cuando se masturban, tocan o consienten (llámenlo como quieran) en la ducha, cama, sala o cocina, lo hacen por ellos, pensando en esa noche en la que puedan estar juntos.

Para algunas mujeres estos hombres no necesitan ser unos "hembros", eso va más con su energía, feeling y química que ellos transmiten en diferentes escenarios, es decir, una respiración, sus manos, su mirada y hasta la imagen que proyecta con un buen traje de corbata, puede generarnos el más perfecto orgasmo.

Es simple, el sólo hecho de imaginarnos a este hombre respirar muy cerca de nuestro cuello, acariciar nuestros senos o simplemente que nos hable de forma sexual y agradable, nos genera el deseo infinito de tenerlo muy de cerca en una lucha cuerpo a cuerpo, eso mis queridas amigas blogueras no nos hace pervertidas, "zorras" o enfermas, lo que nos hace es ser claras con quienes inspiran nuestras mejores pasiones.

jueves, 5 de agosto de 2010

Rojo desteñido


Hablando con mi mejor amiga sobre la pasión y la monotonía, llegamos a la firme conclusión que no importa cuánto hagamos o qué tan bien lo hagamos, lo cierto es que las ganas y excitación por nuestra pareja estable se termina con el paso del tiempo.

¿Rutina, costumbre o simplemente realidad humana? no se sabe, lo único claro es que las relaciones entre los seres humanas son tan complejas que no entendemos por qué primero deseamos "estar" con la pareja TODO el tiempo, nos excita hasta verlo en la cocina, y cualquier momento es preciso y pertinente para tener relaciones sexuales con el susodicho, sin embargo, pasa el tiempo y empezamos a sentir más "jaqueca" de la acostumbrada, más ganas de dormir que antes y lo que es peor o mejor, eso depende de cada caso, nos dan ganas de estar con personajes que son bastante ajenos a nuestra pareja actual.

Maneras para evitar que esto nos suceda, no hay, es así de simple, o cómo se supone que le expliquemos a las hormonas que deben seguirse sintiendo atraídas por el mismo cuerpo que llevamos tocando hace ya varios años, por Dios ni que fuéramos de palo, y supongo que el primer paso para aceptar este fenómeno, es reconocer que a todos nos aburre "comer lentejas" todos los días.

Asumo que los defensores acérrimos de la fidelidad desmedida, dirán que el secreto está en variar la forma de "comer lentejas", a lo cual debo afirmar que no importa si se comen con atún, pollo, jamón o salchicha, siguen siendo lentejas, a las cosas se le deben llamar por su nombre, para ver si algún día dejamos de vivir con tanta arandela y florecita, que sólo nos ha servido para soñar en un mundo utópico.

Amigas Blogueras, sentirnos atraídas sexualmente por otro hombre que NO es nuestra pareja estable, no es pecado, ni nos hace perras o zorras, simplemente nos hace humanas, ¿o es que nuestras parejas no sienten ganas de estar con otras mujeres?, y créanme eso NO los hace perros, de hecho, son más ellos consecuente y realistas con sus condición humana.

Simplemente debemos aceptar que esa es nuestra naturaleza humana, ahora el punto de aclaración debe estar en que una cosa es tener sexo con otro personaje, y algo muy distinto enamorarse o encacorrarse de otro sujeto, no confundamos amor con sexo, es distinto, porque a lo largo de nuestra vida encontramos que hay susodichos que sólo son compañía de una noche, y otros, son los que queremos ver siempre cuando abramos los ojos, eso es sentimiento; pero las hormonas no captan de sentimientos, así funcionamos y la naturaleza no entiende de inútiles pensamientos moralistas, gracias a Dios.

domingo, 1 de agosto de 2010

Lo más cercano a un iceberg

Cuántas mujeres no hemos deseado volver a empezar de cero, creer de nuevo, esperar menos, actuar más y sobre todo dar con el personaje adecuado, para ver si por fin dejamos de ser las doctoras corazón, y protagonizar nuestras propias historias.

Sin embargo, muchas veces los deseos son sólo anhelos, esperanzas y expectativas, pero la realidad siempre vuelve como el fantasma de una casa antigua que por más que intenten expulsarlo, regresa siempre al mismo rincón. Es difícil clarificar el estilo de espectro que vive con nosotros todos los días, sólo puedo asegurarles que se vuelve más fiel que nuestra propia sombra.

Empezar jamás será sencillo, y no nos digamos mentiras desconfiamos sublimemente del género masculino, y el panorama se complica cuándo no llama, no busca o simplemente asegura que todo está bien y uno sabe, o al menos cree saber que no todo funciona de la manera correcta, es increíble e inaudito pero el pasado jamás nos abandona, siempre camina a nuestro lado, el presente es incluso momentáneo, circunstancial y variable, el futuro relativo y dependiente de lo que hagamos ahora, pero en cambio los recuerdos son como una tinta indeleble adherida a nosotras, casi que por siempre.

Para no ir tan lejos, pensemos en cuántas veces hemos querido gritarle al hombre que nos está "cayendo" cuánto lo deseamos, cómo nos alegra el día cuándo vemos en la pantalla de nuestro celular su número titilando, o asegurarle que si nos toca o si quiera nos lleva de su mano alcanzamos el cielo, pero sin embargo, todo se queda en deseos e ilusiones, porque nuestro orgullo y el mismo miedo no permite que esto suceda.

La realidad es que por más independientes y maduras que seamos, o pretendamos ser, un sólo detalle, por mínimo que sea, nos devuelve a las embarradas que nos hicieron y cometemos el peor error que asegura el final de cualquier ilusión, empezamos a comparar y siempre encontramos una semejanza con el susodicho que "nos jodió la vida" y decimos adiós, sin siquiera permitirnos saber qué hubiera pasado si nos hubiéramos dado una oportunidad.

Ante esta situación, yo no tengo soluciones, porque de hecho, es lo que vivo en la actualidad, sólo sé que en algún momento tendremos que entender a consciencia que no todos son iguales, que merece cada nuevo personaje una oportunidad, aún cuándo nosotras nos empeñemos en mezclar presente y pasado de una forma tan errónea que perdemos todo lo que el futuro pueda traernos.

sábado, 31 de julio de 2010

Encuentros peligrosos

Muchas mujeres mueren de miedo cuando deben enfrentar a los amigos de su pareja, porque ellos suelen ser más importantes que la misma madre, entender lo qué significan los "parceros" para su novio no es tarea fácil, porque para ser honestas nosotras miramos la amistad de forma diferente, y hasta somos algo desleales con las que aseguramos son nuestras más íntimas amigas.

En primer lugar debemos reconocer que el hombre no puede vivir sin sus amigos, son ellos sus cómplices, confidentes, compañeros de trago, rumba y hasta de mujeres, además tienen claro que sus "hermanos del alma" son mucho más importantes que cualquier mujer por buena que sea, concepto que entre el público femenino está muy devaluado, ya que pareciera que cualquier "macho" es más importante que la persona que nos ha acompañado en varias facetas de la vida.

La forma como ellos conciben la amistad está lejos de las envidias y las rivalidades, de hecho, para quienes no lo saben a veces ellos se confabulan entre sí para poner a prueba a la "nueva novia", y comprobar si en verdad es leal o no. Recuerde que si usted decide meterse con el amigo de su novio, la única "zorra" y perdedora va a ser usted, porque ellos sabrán que arriesgarse no valía la pena.

En todo caso, aquí van unos recomendaciones para ese primer encuentro con los "parceros" de su novio:

1. Jamás intenté portarse como un hombre igual a ellos, porque sólo parecerá la marimacha que ni siquiera sabe mantener su feminidad.
2. Si no sabe de fútbol, política y deportes, por el amor de Dios no pretenda saber, porque ellos conocen TODO acerca de estos temas y les enerva que los vean como los bobos que no saben de los temas por los cuales viven.
3. Controle el trago, no querrá verse borracha antes los amigos y más querendona de lo normal.
4. En lo posible si puede lleve a una amiga bonita (no todas valen), con eso mata dos pájaros de un solo tiro, en primer lugar mantendrá entretenidos a los amigos del personaje y además tendrán con quién hablar mientras ellos hacen uso de la palabra.
5. Por último no interrumpa con meloserías a su novio, no hay nada más fastidioso y empalagoso que los amigos querer hablar con el susodicho y usted encima de el cual pegote, créame ese sólo hecho hará que no la quieran mucho.

Si lo piensa bien, no es tan difícil sólo se necesita de mucha inteligencia, carisma y ser algo extrovertida, pero todo con su justa medida. No se trata de ser Margaret Thatcher, ni Lady Gaga, pero tampoco estamos hablando de aparentar ser la Madre Teresa de Calcuta ni mucho menos de la versión mejorada de un hombre en un cuerpo femenino...Conclusión sea usted y eso si piense bien qué va a decir, una sola mala palabra la puede convertir en el denominador común para odiar.

miércoles, 28 de julio de 2010

¿Cómo repartimos amigos y lugares con el ex?


Para muchas mujeres lo más complicado de terminar una relación es encontrarse después al sujeto en sitios públicos, en especial si se tienen amigos en común, porque es como si se tratara de una especie de separación de bienes o personas, las cuales de una u otra forma algunas veces tienen que decidir si apoyar a la mujer o al hombre involucrados en la relación que ha llegado a su fin.

Si el asunto fue de cachos la cosa se complica, en especial para el género femenino, ya que aquello de la solidaridad femenina funciona como un círculo de odios y amores, el cual está basado en odiar por igual y en conjunto al demeritado ex novio, pero amiga bloguera no se engañe que si usted es la amiga entre un grupo grande de hombres, el apoyo puede ser superior que el ofrecido por las mismas mujeres, ya que le puede suceder que si usted fue engañada o maltratada, sus amigos pueden desear "cascar" al abusivo, como en algún tiempo fue mi caso.

En todo caso, como esta entrada se trata de exponer algunas ideas sobre ese encuentro con el susodicho en cuestión después del final de una relación, en especial si se trata de una "terminada" conflictiva, debo decirle que se requiere de una preparación previa a este momento, ya que la sensación experimentada en este caso, es la de quedar suspendido en el tiempo, porque es inevitable ver al sujeto y recordar todos sus errores.

Si el lugar en común que compartían con su ex novio es la oficina, la situación puede complicarse, ya que le guste o no, lo tendrá que ver, a menos que usted decida renunciar a su trabajo, lo cual no es muy profesional, aunque a veces es lo más sano, si esta es su situación, en lo posible evite malas miradas, o generar ambientes incómodos entre los mismos compañeros de trabajo, ya que una cosa es lo que el sujeto le hizo a usted y otra la amistad que sus colegas tengan con el desgraciado, usted no debe interferir. Tres pasos básicos para pasar esta prueba: Salude cordialmente, hable lo necesario y no comente con nadie lo sucedido.

Si el escenario es la universidad, aunque no lo crea la situación se complica, ya que este es el lugar predilecto para coincidir en sitios comunes que antes como pareja se frecuentaban, como bares, pasillos, facultades, centro de fotocopias etc, en ese caso si alcanza a divisarlo en el horizonte, evite acercarse, créame a veces es más sencillo evitar que tener que ver los ojos del motivo de su desgracia.

No se trata de esconderse, estamos hablando de preservación de la especie, ahora que si el encuentro es inevitable haga de cuenta que nunca se conocieron, pero sin miradas que la delaten, si el final de la relación no fue tan conflictiva un pequeño saludo o al menos unas cejas levantadas en reemplazo de un "hola" son suficientes para simular que la prueba se superó.

Ahora si el ex novio es vecino suyo, tiene más ventajas que dificultades, ya que generalmente usted habrá de recordar los horarios del sujeto, así que en lo posible podrá evitar encontrárselo, además mal o bien ese también es su terreno, motivo por el cual no se sentirá una extraña, además puede aprovechar este lugar para demostrar que usted ya superó la prueba o al menos simularlo.

Independientemente de los escenarios, los encuentros con el ex proveniente de una relación conflictiva, jamás serán fáciles pero créame amiga bloguera todo se trata de un poco de madurez, dignidad y seriedad, porque entre más usted se amargue o demuestre que le afecta encontrárselo, el sujeto sentirá más poder y usted siempre será la "pobrecita" que nunca pudo superarlo.