jueves, 3 de marzo de 2011

Malditos celos

'Mujer que no joda es hombre' y 'los celos son necesarios' son las frases típicas de cualquier relación, sin embargo, éstas tienen un peso lo suficientemente importante que quizás no deberían ser tomadas tan a la ligera, además quizás este conjunto de palabras pueda marcar el éxito o fracaso de una relación sentimental.

Es cierto, todas las mujeres podríamos ser la mente perfecta de Steven Spielberg, porque no conozco la primera que no gestione la más perfecta película tan solo porque un día se le olvidó decir 'Te Amo', un mensaje 'extraño' en Facebook o quizás porque el susodicho no contestó a la primera llamada, podemos volver en cuestión de segundos un pequeño dilema en un diluvio universal.

Entre tanto, el hombre es inmensamente tranquilo, su mente no juega a ser Spielberg, ellos simplemente viven el día a día, sin pensar en tanto negativismo. Además entienden que el amor no es siempre el mismo, varía, se transforma y que no todos los días amamos a nuestra pareja de la misma forma, pero en especial son conscientes que la etapa del enamoramiento debe pasarse rápido y quedar lo que se llama el 'verdadero amor'.

En cuanto a los celos, el panorama es variable, tanto hombres como mujeres podemos sentir que nuestro territorio está vulnerado, sin embargo, la diferencia radica en la forma cómo expresamos esa ira que nos puede producir una persona excesivamente amable con nuestra pareja. La pregunta en este caso entonces podría ser: ¿Qué tan obsesivos podemos llegar a ser?

Hay actitudes de entrometidos que molestan eso es innegable, pero a veces nosotros mismos podemos decidir qué tanto nos pueden molestar este tipo de acciones, a la final, no hay nada más cierto que en la mayoría de casos nuestra actitud ante esas situaciones que no podemos manejar, es la que genera el éxito o fracaso de una relación.

A la final, mujeres de moral distraída siempre va a haber y hombres excesivamente coquetos también, así que lo mejor es disfrutar tu relación y evitar ser tan 'videosas' como dicen los mismos hombres. En conclusión: Vive, ama, disfruta más y piensa menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario