domingo, 1 de septiembre de 2013

El amor de su vida visto desde afuera

www.juegalaroja.com 
Ella no escribía hace más de dos años sobre su ex novio, ese que en su momento fue la razón de tantas alegrías pero a su vez de un sin fin de momentos oscuros, nefastos y patéticos para su propia integridad.

No escribía porque de alguna forma debía olvidar cada cosa que había sucedido, debía volver a empezar, necesitaba pensar o si quiera creer que si no hablaba del tema iba a olvidar con más rapidez.

Sin embargo, olvidarlo le costó más de un año, esto no quiere decir que no saliera con otras personas o incluso no involucrara parte de sus sentimientos, a la final, esto hacía parte de darse una oportunidad.

Pero luego de dos años comprendió cosas que incluso hoy le cuesta asimilar, el daño fue perdonado, no le desea mal, todo lo contrario espera que sea inmensamente feliz, a la final, está totalmente convencida que cuando se ama verdaderamente a una persona, se deja ir y aunque le costó demasiado eso fue lo que hizo.

Terminó recientemente con una relación y eso le permitió descubrir algo que está tratando de asimilar de la mejor manera posible para poder seguir adelante.

A ella le costaba entender la frase: "El amor de mi vida", no entendía de dónde provenía eso, pues siempre se decía que todas las personas que llegaban a la vida aportaban de diferente manera, por ende, siempre se amaba. Sin embargo, en este tiempo ella descubrió que aún cuando hubiera estado involucrada en varias relaciones después de él, ninguno le había hecho vibrar el cuerpo, el alma o la cabeza, como lo había hecho su ex novio. 

La frase que ella se repetía constantemente, incluso cuando hablaba con sus parejas del momento sobre su ex novio era: "Lo amé con cada célula de mi cuerpo". 

Entonces, justamente cuando terminó su relación más reciente y que le dolió por la situación vivida en sí, logró salirse un poco del dolor y recordó que en medio de todo, estaba bien, pues ni siquiera lloraba, no lo extrañaba, es más solo sentía que había perdido el tiempo.

Quiso echar el tiempo para atrás y su mente se trasladó dos años atrás, cuando su ex novio le terminó por mensaje de texto para irse con otra mujer y recordó que sintió como la vida se le iba en cada palabra, cómo lloraba sin consuelo, días sin dormir, pesadillas y más llanto.

Nadie nunca le causó tanto dolor, ni tanta felicidad, recodó cómo su cuerpo se estremecía la primera vez que lo vio, lo que sus labios sentían cuando él se iba acercando a besarla, cada noche que pasó a su lado era cómo si la vida se detuviera para verlos sonreír, tiene muy presente en su mente cada tweet, post, mensaje, cada cosa que hicieron juntos cuando estaban bien.

Recordar ya no le duele, todo lo contrario, le alegra haberse demostrado a sí misma que de todo dolor, por más fuerte que sea se puede salir, además pasar por esta situación le sirvió para entender que en sus 28 años de vida, solo ha existido una persona a la que puede llamar el amor de su vida, al menos por ahora, aunque sabe que existe una persona en su historia sentimental a la cual también adoró con el alma.


A veces piensa qué sería lo primero que diría si volviera a hablar con él y piensa que este sería su diálogo: (No piensa insertar lo que diría él, ya que para ella en este momento él es un ser totalmente desconocido, prefiere recordar a quién amó hace dos años y no al del presente)

- Hola- 

- No son muchas las palabras que puedo decir, solo gracias por permitirme amar y amarte -
- Espero que seas feliz, que tu corazón vuele a donde tu instinto te lleve - 
- Gracias porque en su época me amaste y así entendí de dónde provenía la frase: "El amor de su vida" -

Hoy, ella está rehaciendo su vida, sola pero sabe que creció y aprendió gracias a las experiencias a su lado, sabe con toda certeza que algún día podrá decir que por él puede volver a amar con tranquilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario