sábado, 24 de marzo de 2012

"Vieja que no joda es man"

Esta frase se la he escuchado a varios amigos y antes me daba ira profunda, porque pensaba que no era cierto, me decía a mi misma: "Simplemente analizamos las situaciones desde diferentes perspectivas, o somos muy emocionales, pero de ahí a asegurar que 'jodemos' es mentira".

Hoy en día, después de varios tropiezos, relaciones buenas, malas, pésimas y deficientes, debo darle la razón a todos mis amigos que aseguraban que nosotras las mujeres 'jodemos' y harto, desde la más calmada hasta la más loca.

Sé que muchas mujeres que lean esto, dirán que no es cierto, solo que es aburrido verlos siempre pegados a un televisor, jugando, queriendo siempre escaparse del compromiso, siendo tan básicos para todo y ni para que hablar de sus reacciones típicas cuando están tomando, o ven alguna mujer excesivamente buena.

Pues la verdad, debo decirles mis queridas amigas lectoras que el exceso de emociones que llevamos en nuestro cuerpo nos hace 'joder' porque si, porque no, porque talvez, porque quién sabe y por sospecha.

Este es el panorama: Si ve fútbol, malo. Si se levanta temprano a ver deporte, entiéndase cualquier actividad deportiva, desde golf hasta baloncesto, nos molesta que se despierte a prender el televisor. Si solo quiere estar con nosotros, es muy intenso. Si solo sale con los amigos, es un desconsiderado, y si nos reconoce cuando una vieja le parece buena es un completo insensible, pero si no lo hace es un mentiroso.

Conclusión: Nosotras ni sabemos que queremos, pero esto no sucede porque seamos malas o inmaduras, solo que somos excesivamente emocionales y ellos racionales, eso nos hace ver las cosas desde diferentes puntos de vista.

Soluciones: En mi caso particular, si puedo hallar complicidad, compañía, apoyo en la pareja oficial o no oficial y lo deseo con más intensidad cada vez que lo veo, me doy por bien servida, a la final, tiene derecho a ser como es, y si definitivamente no voy con sus actitudes, pues es simple, digo adiós y se acabó.

Aunque debo reconocer que yo no sufro por el deporte, pues más bien, desecho a aquellos que no les gusta el fútbol o cualquier otro deporte, me dan desconfianza esos personajes y en mi caso, no hay nada mejor que después del sagrado 'mañanero' ver un partido de fútbol en su compañía.

Eso si, debo reconocer que soy celosa a mi forma y tengo que hacer esfuerzos sobrehumanos para que no se me note, la mayoría de veces jamás lo logro, así que para no tener demasiados problemas prefiero pensar en otras cosas, concentrarme en actividades diferentes y si ya es muy crónico la cosa, pues se lo digo y trato de buscarle el lado divertido, insisto casi nunca lo consigo.

Amigas lectoras así que no se trata de no joder, pues JAMÁS lo lograremos, estamos hablando de reconocerlo y ser felices con el hombre dueño de nuestros deseos.

sábado, 17 de marzo de 2012

Tragada del: 'No es mi tipo'

Las mujeres siempre nos hacemos una imagen mental del hombre que nos llamaría la atención, aquel que vemos en la calle y decimos: "Por este si me caso" e inmediatamente pensamos que definitivamente no podríamos estar con un personaje del género masculino que no se asemeje a ese "prototipo".

En mi caso este prototipo es un hombre mono, de ojos claros, alto, acuerpado, más no mastodonte, si tiene un poco de barba, algo desarreglada (pero no que parezca Osama) mucho mejor, y que tuviera más de treinta, era indispensable para mi.


Aunque debo confesar que hay algo que es determinante en este prototipo y es que no tenga 21 años ni por el berraco, pero ese es tema de otro post.

Pero como dice mi mamá: "Entre más alto uno escupe, más rápido le cae", y luego de casi un año de ni siquiera darme la oportunidad de salir con alguien, porque mi ex si que la hizo bien, más prevenida no me pudo dejar, empecé a darme cuenta que me encantaba un personaje que no cumplía ni una sola de las características que yo consideraba eran vitales para que alguien me atrajera, pero sucedió.

Recuerdo que cuando lo conocí pasó desapercibido, era una persona más que conocía en mi vida por cosas del destino, las circunstancias, etcétera, pero de pronto en menos de una semana, empecé a querer saber de su vida, lo veía pasar y había un corrientazo de esos extraños por mi cuerpo cuando sentía que estaba cerca, pero me repetía constantemente que quizás era cuestión del tiempo que pasábamos juntos por pura y física necesidad, qué mentira más grande ¿verdad?

Yo la mujer más fría, la más anti cursi, esa misma que le cuesta decir te quiero porque siente que se le ampolla la garganta, empezó a comprar chocolatinas, detalles, dulces, etcétera para él, sin ningún motivo aparente, lo cómico de este tema es que después de "endulzarlo" me repetía a mi misma: "Eso, siga haciendo la fila de las taradas por él".

Y entre más pasaba el tiempo, eran más los momentos compartidos, me gustaba cada día más, se fue convirtiendo en una especie de enfermedad, a tal punto que ya no era el simple gusto físico, sino empecé a imaginarme cómo sería una noche a su lado, como lo tocaría, como me tocaría, llegué a tal punto que con solo verlo ya quería estar con el personaje en otro lugar y no propiamente rezando el rosario.

Era solo una palabra, la que me cruzaba por la mente cuando lo veía: Sexo. Pero después de una situación algo complicada en mi vida, nuestros lazos se unieron, y del deseo físicamente y puramente sexual, empecé a pensar que definitivamente este personaje merecía lo mejor de este universo y empecé a esmerarme por hacerlo feliz, una sola sonrisa era suficiente para hacerme sentir bien.

Me encantaba su sonrisa, el sonido que emitía cuando soltaba una carcajada, su piel, la forma de sus manos, su típica levantada de ceja cuando estaba molesto, y ni para que hablar de su cuerpo, me fascinaba, aún cuando era lo suficientemente alejado de mi 'prototipo'. 

Entendí que no me importaba, tenerlo un día, perderlo al siguiente, solo era importante aprovechar los instantes a su lado, porque a la final, sentirse protegido, reírse, disfrutar de pequeños momentos, es algo que se valora solo con el paso del tiempo.

Y simplemente hasta hace muy pocos días entendí que si bien su sola cercanía me producía un gusto enteramente sexual, también empecé a entender que verlo feliz era uno de mis objetivos, que estaría dispuesta a seguir haciendo la fila de las taradas. Pero lo más importante era que este personaje hacía todo lo posible para verme bien, no hay mejor sensación que esa. 


Adicionalmente, independiente de que haya una relación o no, pocas tienen la oportunidad de sentirse extremadamente bien con su amigo, confidente y complice. Así que en ese ítem, yo gané, porque la vida me premió, quizás sin merecerlo, al ponerlo en mi camino.

Conclusión: Me tragué del 'No es mi tipo'. 

domingo, 11 de marzo de 2012

Feliz día de la mujer NATALIA PATIÑO


Pensé demasiado en qué escribirte el día de la mujer, no sabía si unas simples palabras plasmadas en una nota serían suficientes para lograr que me escuches desde el cielo, o para recordarle al mundo que no te he olvidado, que te llevo en cada letra de mi nombre. 

Muchos me preguntan porque siendo tan unidas, no volví a ir a tu tumba y estoy segura que la mayoría no lo entienden, y aunque no tendría porque explicarlo, la situación es muy simple,: Para mi no estás en una lápida, para mi no hay nada tuyo ahí, a los ángeles no se les entierra en un cuadro de mármol, los ángeles bailan en el cielo y tú que eres el más hermoso duermes conmigo, te levantas conmigo todos los días, por eso no necesito ir a ningún lugar para verte, porque mis ojos tienen plasmados tu brillo, los tuyos verdes y llenos de esperanza, los míos oscuros y fuertes, éramos la mezcla perfecta.

En todo este proceso, supongo que el tiempo ha hecho lo suyo, ha hecho que la herida no sangre, pero si arda en determinados momentos, a la final ya no puedo llamarte al celular, ya no oigo a nadie que me diga: "Mi Tocaya", ese 'MI' que sonaba tan fuerte, solo con tu voz, ya no salgo a recogerte, dejé de oír: "Marica por favor salgamos, salgamos, salgamos? Ya no hay quien se arrunche en mi pecho con una fragilidad que me hacía volverme más fuerte para protegerte, ya no hay quien le diga a los tipos con los que yo salía: "No pierde ella, pierde usted, dejó ir a un hembronón de vieja" Imaginó cuántas noches desde el cielo quisiste enviarle un poco de maldad a mi ex, imagino tus ojos llenos de rabia. 

Pero no te he perdido, estás ahí en cada flor, en esa paloma que vuelve a volar después de estar enferma, en la lluvia que moja los campos después de temporadas de calor insoportables, estás en cada paso que doy.

Exactamente el 30 de diciembre supé que estabas ahí, cuando en esa sala de reanimación todo apuntaba a que yo me iría a hacerte compañía y aunque no te ví, sé que hiciste presencia, sé que iluminaste las manos de cada doctor, sé que suplicaste en el cielo para que no te hiciera compañía, sé que le rogaste a los ángeles que te acompañan para que no me tocaran y hoy estoy aquí. Definitivamente no hay prueba más grande de nuestra amistad, ese día lo supé.

Imaginé que el día de la mujer hubiéramos celebrado, supusé que estaríamos en cine, tomando algo, bailando o hasta en las "pijamadas" que tanto nos gustaban, estoy totalmente segura que estaríamos juntas, a la final como dice una película: "Nada en la tierra podría separarlos". Aunque quizás algo si nos separó, pero es solo distancia física, porque sé que desde el cielo eres tú, quién está guiando mis pasos.

Mona esto es para ti en el mes de la mujer:

Cuando pedí que me alejarás de lo que no me convenía, lo hiciste, y me recordaste que sufriría igual, pero que finalmente lo entendería.
Cuando quise que me protegieras, me diste el valor para levantarme cada día.
Cuando quise vivir las experiencias que me faltaban, desde el cielo me diste tu fuerza.
Cuando quise recibir inspiración en los momentos más difíciles de mi vida, lograste que tu sonrisa jamás se me borrará.
Cuando quise que la música no perdiera su ritmo sin ti, cerraste mis ojos y pusiste en mi, la canción que más amabas.
Cuando quise ser fuerte para ti, me acariciaste y me recordaste cuánto signifiqué para ti.

MONA FELIZ MES DE LA MUJER....QUE EL CIELO SE ALUMBRE CON TU BELELZA
TE AMO