martes, 26 de marzo de 2013

Ellos la tienen clara

vidayestilo.terra.com
Sé que muchas veces los hombres se pasan en algunas de sus actitudes y hacen que los odiemos con las mismas fuerzas que algún día juramos eran lo más hermoso de nuestras vidas y toda esa melosería característica del inicio de cualquier relación.

Pero reconozcamos que ellos nos ganan en un tema y es en la practicidad, es decir, el hombre puede diferenciar perfectamente entre encoñe, traga maluca, amor, amistad con derechos y desconocidos con recuerdos, pero las mujeres siempre queremos meter todo en la misma bolsa y cuando no cabe lo desechamos o sufrimos.

Es decir, el hombre puede tener una amiga que quiere mucho, con la que hablen por horas, se identifican en la cama, pero NO la ama, no la quiere como novia, eso puede pasar, sé que a la mayoría de mujeres nos ha pasado, pero somos expertas en negarlo y cuando conocemos a alguien así, lo negamos y preferimos dejarlo pasar, aún cuando sepamos que puede ser una de las mejores relaciones y polvos que podamos tener.

El hombre puede tener una relación basada en el encoñe, es SOLO sexo, no hay palabras profundas, no hay interés emocional, solo anhelo de sudor, cama, posiciones, etcétera. Algunas mujeres lo verán perverso, pero desde que pongan las reglas claras, nosotras decidimos si queremos o no jugar, pero nuevamente pensamos que los vamos a enamorar y de pronto alguna lo logra, pero en términos generales no sucede, nuevamente decidimos sufrir.

El hombre puede tener una traga maluca, con la que se vuelven obsesivos, intensos, persiguen, celan y convencen a los demás que hay amor, pero en estos casos, se trata de un deseo de mostrar superioridad, aunque en el fondo saben que no es amor. Cuando nosotras vivimos esta situación nos convencemos a las malas que es amor si o si.

El hombre sabe más que ninguno cuando es amor, lo sienten de verdad, no tienen necesidad de publicarlo en Facebook o Twitter, no requieren de cambiar su foto de perfil constantemente para demostrar lo felices que son. Ellos saben que aman a una mujer cuando la quieren a su lado a pesar de los malos momentos, en cambio, nosotras creemos amar por el solo hecho de ser el oficial.

Los hombres nos llevan mucha ventaja, muchas decidimos sufrir sin que el hombre si quiera suponga lo que estamos sintiendo, así que vivamos la relación que queramos pero juguemos las cartas que son, que a la final el hombre siempre termina demostrando lo que es y lo que puede ofrecer.