domingo, 3 de febrero de 2013

A nadie se le hace lobby

www.noticias365.com.ve -
No soy tan partidaria del feminismo innato o en demeritar la capacidad que tienen los hombres para ser admirados. 

Sin embargo, me genera incomodidad y rechazo ver cómo las mismas mujeres permitimos que el género masculino se crea literalmente LA VERGA y nosotras seguimos pensando que tenemos que rogar por un poco de cariño.

Desde mi punto de vista, NO y NO, nada justifica que tengamos que rogar para que quieran verse con nosotras, compartir o exigir una llamada, todo nace, en las relaciones nada se pide, creo que eso es lo que más nos cuesta aprender y entender.

Voy a citar un ejemplo, conocemos a un hombre, nos mueve el piso, pensamos que es casi perfecto (primer error en una cadena de errores) y aunque la embarre siempre o haga cosas que nos hiere; logra convencernos con palabras, mensajes ridículos pero que nos derriten y aunque la mala fama del personaje nos persiga siempre seguimos ahí, la razón es simple: Nos convencemos que es el que queremos para nuestras vidas, sin preguntarnos si el nos quiere en la suya.

Frases como: "Estás como gordita, estás muy flaca, se te acabó el busto, el jean se te ve feo, para qué ese color de pelo", lo único que hace es ir golpeando tu autoestima hasta que decides tomar otro camino o aguantar. 


Sin importar si eres de carácter fuerte o sumisa, SIEMPRE existe un personaje que en un segundo nos encanta, nos ilusiona y de un momento a otro, literalmente nos jode la vida. ¿Qué se puede hacer? No mucho, pero al menos no agrandarle el ego, ser consciente que a nadie se le hace lobby, así sea la versión mejorada de George Clooney.


Algunos lo llaman dignidad, orgullo, feminismo o hasta ausencia de expresión, para mi se trata de respeto. Si alguien no quiere estar conmigo, pues no está, es simple y sencillo: Otro vendrá, quizás mejor o peor, pero a la final otro. Por eso, la frase de: "no puedo vivir sin ti", para mi no aplica.

¡¡¡Next!!!