domingo, 27 de mayo de 2012

Relaciones amorosas - matemáticas



Fotografía de
imujer.com
En muchas oportunidades nos jactamos de ser las víctimas en historias sentimentales que empiezan desde el principio mal, creemos que tenemos alma de psiquiatras y siempre estamos totalmente dispuestas a rehabilitar gamín, pareciera que eso nos generara satisfacción.

Esta es como la tragicomedia de la vida de las mujeres, algunas ni se percatan de este tipo de situaciones y otras vivimos intentando escapar de estas prácticas, la razón es muy simple, queremos una relación que si bien jamás será perfecta, esperamos que el hombre que nos acompañe sea digno de acostarse con nosotras cada noche, que cada mañana sepamos que no es perfecto, pero que vivimos en constante crecimiento a su lado.

Pero si empezamos a construir mal, el resultado será nefasto, se trata casi de una operación matemática, porque quizás el orden de los factores no altere el resultado, pero si usted olvida una ley, jamás podrá resolver una ecuación. 

Las mujeres somos expertas en olvidar leyes que son claras desde el inicio de cualquier situación, voy a enumerar algunas de éstas:


  1. Si usted es plato de segunda mesa, recuerde que jamás ocupará el primer lugar y si lo hace, tiene un 99.9% de ser luego la 'cachoneada'.
  2. El hombre que engaña la primera vez, siempre lo vuelve a hacer.
  3. NO cambie a un hombre que vale la pena, por aquel que es la novedad, recuerde que toda escoba nueva siempre barre bien.
  4. Darse cuenta de las intenciones que tienen con usted es más fácil de lo que cree: Mírelo a los ojos y lo sabrá.
  5. Si sabe que se equivocó y perdió a un gran hombre por estar pendiente de la novedad, pida perdón y asuma las consecuencias.
  6. Si permite que la griten y se deja convencer con la frase: Juro que mi intención jamás ha sido lastimarte, créame que le están dando pañitos de agua tibia, pero bien tibia.
  7. Si usted perdona una infidelidad porque cree que a la final usted siempre termina siendo la primera, no llore ni pida comprensión, asuma sus decisiones.
  8. Si cree que lo más importante es el matrimonio a como de lugar, sin pensar en lo que va a construir, pues será mejor que no invierta tanto en su fiesta, más bien vaya pensando en los abogados para su divorcio.
  9. Si cree que un hombre que le miente, pide perdón y asegura sentirse mal con lágrimas de cocodrilo son suficientes razones para volver a su lado, entonces es mejor que se evalúe a sí misma, a lo mejor la que está en el camino equivocado es usted.
  10. Si usted no sabe decir no, aún cuando sabe que el personaje la lastimó, entonces no busque consuelo, simplemente recuerde: "El mono sabe a que palo trepa".
Lo más importante es entender que si queremos vivir algo real, debemos saber que estamos expuestas a cualquier tipo de situaciones tanto agradables como desagradables, pero el respeto  y la dignidad son cosas que no se venden ni se mendigan, tal vez si pensáramos en eso cuando damos con un personaje algo equivocado en sus acciones, entenderíamos que MERECEMOS ser felices y no vivir con alguien que maltrata casi que por convicción, no se trata de querer complacencias inútiles, pero si de hombres que sepan que son muy afortunados al tenernos a su lado.

Entender que a veces dejamos ir a buenos hombres por una novedad que solo cumple aspectos físicos que siempre con el tiempo terminan esfumándose, un buen beso es vital, una caricia, una excelente noche de sexo, pero insistiré que no habrá nada como experimentar la sexualidad en todas sus facetas con ese hombre que nos ha visto en las peores situaciones, formas y sabores, pero que aún dice: Te amo a pesar de ti.

lunes, 7 de mayo de 2012

Puro show de tusa

http://www.bligoo.com/explore/tag/paolaoportus


He perdido la cuenta de cuántas veces he oído a mis amigas decir: "Veámonos, estoy entusada" y claro, en muchas ocasiones han sido ellas quiénes me han escuchado decir esta frase.


Sin embargo, he comprendido que todas hemos pasado por un personaje que literalmente nos ha curtido para que las siguientes tusas sean llevaderas y hasta imperceptibles, si precisamente me refiero a aquel ex novio, ex mozo o ex amante, que nuestra pareja actual odia con todas las fuerzas de su alma.


Es hora de reconocer que ese ex novio que se vuelve en el innombrable para nuestras amigas, nos ayudó a algo en la vida: A partir de él, las demás tusas son simples resbalones.


Y no significa que a los nuevos personajes no se les quiera, solo que ya se lloró, suplicó, se hizo shows y demás, por ende, se sabe que no volverá a pasar, así que por más que esta vez duela, los recuerdos se convierten en simples experiencias.


Pero lo más importante que debemos agradecer a ese ex novio que sacó lo peor de nosotras, es que nos dejó bien claro que perdonar es una cosa, volver otra y la amabilidad no significa repetir.


Siempre he pensado que las segundas partes son por naturaleza nefastas y el tema del perdón debe ser revaluado en todas sus facetas, lo que si es cierto es que aquellas que nos hemos parado de engaños, maltratos emocionales, etcétera, hemos entendido que una mentira no es tolerable, que no somos videosas y que no hay nada oculto entre cielo y tierra.


Comprendimos principalmente que nada se mendiga, que la frase: "Sin el no puedo vivir" es falsa, que los primeros días duelen, pero el resto ya son simple costumbre, entendimos que la felicidad es inherente a la actitud, pero lo más importante, asimilamos que las tusas son directamente proporcionales al enamoramiento que tengamos del personaje y así como iniciaron, siempre acaban.


A las que tendemos a ser Drama Queen la tusa después del innombrable nos puede durar como máximo dos o tres semanas, el resto es simple corin tellado o en el mejor de los casos, añoranza de lo que creímos era la oportunidad para reivindicarnos con las relaciones.


En mi caso, todos los que han venido luego de mi ex se han tenido que aguantar el mismo discurso: "Buen viento y buena mar, que si por aquel no me morí, no hay posibilidades que me muera por ti" (Algo patético, por cierto)


Así que mis queridas amigas lectoras, no hay tusa eterna, todo pasa; no hay nada peor que el ex que le jodió un poco la vida, el resto son intentos de volver a creer, hasta que de repente llega el que sin ser perfecto se roba nuestra atención.


El próximo tema de este blog será: 'Los Descaches'